Roberto Cavalli: London Window Display May 2009. Escaparatismo

Hacía meses que buscaba el momento para escaparme a Sloane Street y visitar la boutique de Roberto Cavalli y, de paso, hacerle una ojeada al resto de prestigiosas tiendas que presiden esta exclusiva calle cercana a Harrods.

La tarea no ha sido fácil, prácticamente los establecimientos permanecían vacíos y los vigilantes de seguridad han encontrado en mí un motivo de distracción para observar mis movimientos. He pedido permiso para realizar algunas fotografías y ellos han asentido mientras se giraban y me daban la espalda, en un amago de decirme: “-a mí no me saques”. Tranquilo, lo último que me interesa son tu traje y tu pinganillo.

Lo primero que he pensado al ver las prendas de Roberto Cavalli en el escaparate ha sido: “por ser él, no me impactan lo suficiente”. Recuerdo los window-displays de invierno del diseñador y eran espectaculares, no en el accesorio decorativo, sinó en la elección de los trajes y su puesta en escena. Pienso que los maniquíes “blanco anacarado” que tan bien le van a sus prendas oscuras no han sido los acertados para estas creaciones tan vaporosas y claras. Es más, las desmerecen.

A continuación podréis apreciar las dos prendas de su colección Primavera-Verano 2009 que se muestran en el escaparate izquierdo:

imagenes_00110m_c145fb34imagenes_00090m_8389c3cc

Y su puesta en escena:

CIMG3458

Estamos de acuerdo en que el atrezo elegido es el justo y necesario si tenemos en cuenta que la Colección Primavera-Verano 2009 de Roberto Cavalli ha apostado por looks inspirados en el romanticismo y cargados de sensualidad. El ambiente del escaparate refleja el concepto de su colección reforzado, sobre todo, por los complementos a tonos pasteles rosados, azules y verdes.

Volviendo a los paliduchos maniquíes, pienso que no realzan las transparencias sensuales de estas dos prendas. En el traje de chifón dos piezas considero que no se distingue con facilidad que la torera de manga larga y abrochada hasta el cuello está separada del pantalón lencero.  

Lo mismo ocurre con el vestido corto también de chifón y con transparencias, no refleja en absoluto la fragilidad con que lo luce la modelo.

CIMG3464

Yo hubiese arriesgado más en la elección de los maniquíes, especialmente en esta colección que toma también inspiración del western de Louis Malle (1965) “Viva María” en el que una sensual Brigitte Bardot de pelo alborotado hacía strip-tease en el México de inicios del siglo XX.

Veámos que ocurre con las prendas del escaparate de la derecha:

imagenes_00060m_a4de36eb

imagenes_00030m_5aed41df

CIMG3461

CIMG3463

Aquí debo decir que el vestido de tono rosado me ha impactado más en el escaparate que en la modelo que lo luce en el desfile. No puedo decir lo mismo del vestido azulado, ya que en la modelo pienso que consigue transmitir el concepto de sensualidad y erotismo casi naïf que el diseñador pretende reflejar y en el escaparate la falda me ha transportado a reminiscencias country y la camisa a los blusones anchos y de cuello abrochado de mitades de los ochenta. En definitiva, nada que ver con el concepto fresco y etéreo que refleja a través de un cuerpo humano.

CIMG3459

CIMG3462

CIMG3457

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s