Hermés

Hermés: Pasión por el futuro, respeto por el pasado

Londres.

A 100 metros de Stella McCartney y en frente del futuro mega store de Vuitton capitaneado por Keith Richards se erige Hermés, imperio francés que aposentó parte de su gloria al proteger el vientre de Grace Kelly con su Crocodile Bag.

1956, Life Magazine.

La revista publica en portada a Grace Kelly en Nueva York saliendo de un coche con un Hermés Bag ocultando su abdomen, dentro se estaba gestando Carolina de Mónaco. Huelga citar que la Princesa nació con un Hermés bajo el brazo y que la firma bautizó desde entonces y para siempre tan suculenta pieza bajo el nombre de Kelly.

 

 

 

Octubre 2008: New Bond Street, London.

Véronique Nichanian, 20 años al servicio de Hermés. Diseñadora de las líneas masculinas y directora de su división artística, da Carte Blanche à Erwin Wurm para que se encargue de proyectar la última colección Hermés Hombre a través de su obra escultórica. 

Wurm, nacido en Viena en 1954, pretende en este proyecto la continuación de su discurso One Minute Sculptures, en el que investigaba la interacción de la escultura con el público, procurando una fusión entre lo hierático del término y la performance humana, con el objetivo de expandir las opciones discursivas de esta expresión artística.

En esta ocasión, el austríaco fusiona piezas de ropa de la firma francesa con soportes geométricos que otorgan de una absoluta distinción a la línea Hermés, configurándose como perfecto estandarte de la máxima con la que firma define su producto “Pasión por el futuro y respeto por el pasado“.

 

 

 

 

Copyright © by Gifitting de las imágenes de Erwin Wurm y del texto.